INICIO Perros clic aqui Gatos clic aqui Otros clic aqui Clic en la imagen

"Los animales y la naturaleza son poca cosa para el hombre cuando el hombre es poca cosa".

viernes, 31 de mayo de 2013

Sistema digestivo de los perros



Los perros tienen uno de los mejores sistemas digestivos de toda la fauna. Algunos piensan que es bastante delicado, pero lo cierto es que es avanzado para una especie como los canes. Una de las claves de la alimentación es entender el sistema digestivo: Cómo funciona, cuáles son sus claves y que capacidades tienen para digerir los alimentos..

Comenzaremos recordando que los perros son animales carnívoros, pero por naturaleza su organismo muestra una mayor tendencia a comportarse como omnívoros, y quizás de ahí que tengan un sistema digestivo más desarrollado que otros animales cercanos, como los gatos. 



En su mandíbula disponen de 42 dientes diseñados para cortar, desgarrar y triturar (2), algo propio de los carnívoros. El esmalte de sus dientes por el contrario, es aproximadamente cinco veces más fino que el esmalte de un diente humano, y de ahí que nosotros como dueños podamos ejercer una labor preventiva con el cuidado de la higiene oral.

 Siguiendo por la boca, los perros tienen menos papilas gustativas que los humanos (3), en contraprestación a su avanzado olfato. También, el pH de su saliva es más alcalino que el humano (4), y sus propiedades le permiten hacer una pequeña predigestión de los carbohidratos. Pasando al estómago, vemos que está diseñado para hacer frente a grandes cantidades de comida, puesto que sus paredes son muy expandibles (5).

 Interiormente, el pH del estómago canino es mucho más ácido que el humano (6), característica que les permite la digestión de huesos animales, tales como alguno de pollo, y ayudan a la destrucción de bacterias nocivas que puedan haber sido portadas con la comida: Por ello, los perros pueden comer un trozo de comida del suelo o ligeramente manchado de tierra, por ejemplo, que potencialmente podría contener bacterias perjudiciales, pero mueren en el estómago y no pasan al organismo.

 Por último, ya en el intestino, el tiempo de tránsito (7) suele estar entre las 12 horas como mínimo y las 30 como máximo, una digestión realmente rápida si tenemos en cuenta que en humanos hablaríamos de un plazo entre 30 horas a cinco días. La fermentación bacteriana (8) tiene lugar en el intestino grueso.






Más detalles: Biblioteca

Notas anexas: Iván Pavlov estaba estudiando el funcionamiento del sistema digestivo de los perros y, como tenía que medir la segregación de saliva de los animales según el alimento que recibieran, notó en el curso de la investigación que el flujo de saliva aumentaba antes de que los perros tuvieran el alimento, de hecho aumentaba cuando veían a los técnicos de laboratorio. Dicho en otras palabras, para que nos entendamos, parecía como que el hambre se estimulaba no por la comida, sino por un signo distinto a ella y nada alimenticio, como son la batas blancas de laboratorio.
Movido por esta curiosidad, decidió cambiar el rumbo de sus investigaciones y dedicarlas a explicar esta  asociación entre algo que no da hambre (él lo llama "estímulo condicionado") y las ganas de comer (él lo llama "respuesta condiconada")


El proceso de condicionamiento -o aprendizaje, como queráis llamarlo- consiste, como veis resumido en la ilustración, en que al presentar la comida al perro, se toca una campana para que el animal, de forma involuntaria, asocie el sonido de la campana con el momento de comer. Lo que observó Pavlov es que, una vez "condicionado" el animal, ya no era necesaria la comida para que éste salivase, es decir, había una respuesta fisiológica para un estímulo arbitrario elegido por el experimentador, cuando lo natural es que esta respuesta sólo se muestre ante estímulos relacionados con la comida.

Pavlov pidió perdón a los perros por las torturas a los que los sometió. Tarde... ¿Verdad? 

3 comentarios:

Moony-A media luz dijo...

Demasiado tarde. A ver cuando las empresas cosméricas y farmaceúticas dejan de utilizar animales para sus experiementos. Son absurdos y crueles.

Besito...

Jorge Ramiro dijo...

Es interesante saber cómo funciona el sistema digestivo de los perros, así uno comienza a comprender más, sobre todo al tener una mascota.

Miguel Schweiz dijo...

Vamos a ver Moony... :)
Besito

Así es Joge Ramiro, cuando uno conoce es cuando llega a comprendeer, a querer, valorar. :)
Un saludo